Libres, Poesía

śūnyatā

¿Por qué debe haber algo en vez de nada?
Keiji Nishitani

Estupidez funcional:
mirar la pantalla como un tesoro,
ocho, diez, veinte horas,
“eres, oh, mi fiel compañera de negro tiempo”.
Sentarse a rumiar
el agrio pasto de la mierda que llueve.
Enterrar la cerviz,
bajar las orejas,
no hablar, no mirar,
no respirar demasiado fuerte
y dejar que se escurran ideas,
más brillantes, fáciles,
nuevas y peligrosas ideas
que alarman al viejo,
INS TI TU CIO NA LI ZA DO;
y lo deletrea porque hace mucho
que perdió la lectura,
se ahogó con su imaginación,
y con ella el mundo,
y de allí a la nada
no llegará ni la muerte,
antes bramará el vacío:
¡śūnyatā!

Estupidez vital,
estupidez fundamental:
matar de hambre
en el tocino de la abundancia;
el trato del progreso:
mi dios por tus hijos,
cebada y mijo, oro y Marte colonizado,
y un premio por las banderillas recibidas;
Olé, como aguantas, las orejas,
tu rabo, cerril, ceporro.
RE SI LIEN CIA:
palabra desquiciada al servicio del exiguo;
o mamarrachada,
o fina ocurrencia subrepticia,
o brillante excusa de los departamentos
que velan por no despertar la consciencia,
la de nadie; estamos de moda.
Dice el iluminado, oculto entre las palabras de seda:
“es el conformismo (resiliencia) el ideal
de todo hombre, mujer y bicho
que se arrastre;
piensas luego existes, trabajad luego comed.
Ya tienes derechos, ergo:
¡De qué mierdas te quejas!”

Estupidez humana: el fondo.
Razón: minúscula partícula indescriptible
que trasiega en los níveles más anárquicos
de la espuma que compone el mundo
asaeteada por los demonios crujidos de coltán.
Estupidez humana, el mundo, el universo,
el humus viscoso que se cuaja
en las mañanas de metros sudorosos,
en las tardes de la guerra y el sufrimiento,
en la noche de los dioses inventados entre los colmillos del lobo.

Nulificación: comienzo en la fórmula de la nada;
fin de la pendiente
sobre la que se deslizan,
nosotros, los absurdos resilientes.
Otro Big Bang, con más antimateria,
y levantar otro universo,
menos funcional,
menos perverso,
menos pero más humano.
Olvidar.
Revuelta y principio,
y a empezar de cero.

 

Imagen por: Battle-for-the-Sun


Also published on Medium.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *