… y todo será de todos, aunque te pese.

El futuro es la sámara que crece
entre las excusas de tu egoísmo
y el ríspido terror que se recuece
en los temblores de tu ajado abismo;
inefable y sombrío, en luz se teje,
se cuida entre desecados caminos,
y al final, razón que vive emociones,
hablaremos como entre corazones.

 

Imagen por:kkart

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *