Libres, Poesía

Proceso

Rabia: resignación borboteante;
consecuencia en falta de reacción,
imagen del grito y causa común,
es la flor roja del crudo silencio.

Silencio: del antiguo infantil miedo;
calla el cobarde, el que oculta o transige,
cómplice al compás en todas las formas,
es mirada inane del que aún teme.

Voz: remedio húmedo contra el olvido;
efable andar contra la connivencia
en el retumbar de miles de pasos
que traslucen gargantas diamantinas.

Espera: inútil, que no pretende;
y la magia deshenebrada y sola,
ideas que no porque no serán,
vacío llano, de dentro hacia fuera.

Cambio: objetivo de quien actúa;
una sola luz nos basta seguir
entre la sombra de la incertidumbre,
un llamarada verde ante el miedo.

Verde: que no descansa ni se agota;
la tierra de verde frente a la máquina:
el mar, las manos, los grillos de verde,
nosotros de verde contra el asfalto;
¡bailan las dríadas en lo profundo del bosque!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *