¡Ey! Mira arriba,
mira arriba cuando vayas
buscando el grial.
Mira arriba,
en serio,
cuando te veas perdida
en esa tu marea sideral.

Mira arriba,
ponte de cara al mañaneo,
no lo dejes pasar,
tú respira,
no te cortes,
ponte de cara
que yo te veré,
eso,
desde arriba,
a contraluz moverte;
a contraluz restarte;
y a contraluz,
ritmo a ritmo,
bebiéndote.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *