Al menos hoy he tenido un momento,
eso me digo,
entre tanta insensatez,
tanta pasión mal dirigida,
tanta esclavitud congestionada,
entre tanta muerte
he tenido un momento,
una diminuta y brillante,
esquiva brizna de nieve perdida,
filigrana de vida.

Hoy, al menos, entre
tanto imbécil azul endomingado,
tanto ignorante convencido,
tanta muerte interior mal disimulada,
he podido ver,
he llegado a tocar un momento,
una cuestión minúscula
entre la vida y yo,
la hierba y yo,
los árboles y yo,
el agua, la brisa, un pájaro,
dos ocas, las dulces, viejas palomas,
una libélula que escupía los colores,
la arena, el sol fundiéndose,
el cielo, la luna tímida,
la noche y yo, sumisos,
algo nuestro,
algo efímero,
una explosión infinitesimal
taladrando las trampas temporales.

Al menos, hoy,
sin saber si fuera un segundo,
o menos,
o todos condensados en una espuma irreductible,
he tenido un momento de vida.

Con eso basta,
con eso basta;
o eso me digo.

 

Imagen por: meganima


Also published on Medium.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *