Non Serviam

por Somnoliento

Menos frases hechas, aunque las traiga
el mismo míster Dedalus: “Non Serviam”.
No sirvas entonces, pero tampoco
a las palabras que santas relucen,
no te hagas a la realidad hecha
con unos cuantos caracteres fríos.

No a tu existencia en letanías cortas,
no al fiarse de quién las frases produjo
por ser quién es, no a la turbia pereza
de conformarse con la ralladura
de los Ulises y Faustos, de cómodas
exégesis del pensamiento humano.

No te quedes la versión estragada
de los sabios y sus mentes preclaras,
rueda hasta el fondo, ¡lee, tú, maldito!
Lee y que no te cuenten las arrobas;
lee aunque sólo lo hagas por leer,
sobreponte al sucio ciento cuarenta
y repudia la compra de verdades
dirigidas, exiguas y enlatadas.

No te conformes, punto: ¡Non Serviam!
pero escuchando, cumpliendo con ello.

No a la verdad corta,
no al ciento cuarenta,
no al mundo simplón
al que nos llevamos.

Sigue leyendo

Deja un comentario