Qué tiempo hará que no ves una mosca
un mosquito molesto susurrándote
en la sombra jugosos versos raros,

¿no te asfixia seco el silencio inerte?
que hemos ido del mundo celebrando,
mundo ahogado en pueriles caprichos
del hombre, y de la mujer, de los monstruos
surgidos en sus  carcasas vacías,
¿no había entonces más ruido, aleteos,
más crujidos, más movimiento errático,
desprevenidas subidas miriápodas,
cosquilleantes bajadas en las
venas dulces de los brazos desnudos?

¿No te ahogas en esta soledad
abotagada de humanos, que ni
miran, ni escuchan, ni quieren dejarse
tocar del hielo, beber por la noche,
repletos de coches, orlados de hierros,
en la vida de plástico que asfixia
la muerte en partículas sibilinas,
callando diminutas, inundando
los mares de hipoxia negra de sangre?

¿No escuchas el canto desesperado
del único mundo que has de pisar;
que pisas, estólido, obnubilado
por las ideas de todos tus muertos,
aunque ya no queden gusanos para
roerles los hígados, secos de hueso,
los cráneos de sabor mercurial?

¿No te derrumba, revuelve, consume
la desolación que nos inventamos,
que matemos todo, que disfrutemos,
que nos refocilemos en la muerte,
que haya quien prefiera una tonelada
de metal, de hormigón, de rabia seca
a un gramo de tierra húmeda, cargada
de pulgas, de lombrices ojerosas,
de terribles bacterias inundada,
de vida, sola, crecida, ululante,
chillona en sus caricias descolgadas?

¿No te carcome el alma que tus hijos
no vayan a poder acariciar
nunca granulosa la lengua azul
de una jirafa, no vayan a ver
jorobadas salpicarles ballenas,
guepardos en progresión incendiada,
osos polares, narvales, pingüinos,
nieves perpetuas, antártidas, soles
sin el calco marrón de la basura,
una vaca mugiendo sola y verde,
caballos entre los bosques, tranquilos,
un día de luz, de lluvias de otoño,
un invierno largo, frío, nevado,
primaveras floridas, sin recato,
mares largos de cámbricas pasiones?

¿No te da miedo que todo se acabe,
que no quede nadie, que sea nada
la nada y que hasta las montañas lloren
solas del mundo, pulidas de roca,
rocas sin musgo de piedras vacías?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *