Furias liberadas

por Somnoliento

Tus ojos por debajo del nivel del mar,
arcanos encadenados, luminiscentes.
Tu mirada de orgullosa timidez
surgida del alba,
verde nilo en las corrientes
de tu pelo.
Bárbaras colisiones se producen
cuando mis dedos rozan
el límite dorado de los velos
que ocultan tu azorada desnudez,
siempre tibia,
del rosa encendido
de un cielo cuajado y roto;
el cielo de tus besos,
que todo desarman
rabiosos de seda,
las furias liberan
aunque no se den,
aunque secos se queden
en la linde cercana
del recuerdo o del sueño.

Sigue leyendo

Deja un comentario