Libres, Poesía

Un día creí

I slept and dreamt that life was beauty;
I woke and found that life was duty.
Lord Byron

 

Un día creí que las cosas ocurrían por algo,
pero me topé con la vida,
y vi que los destinos ya escritos
son solo pasiones;
la realidad es camino
que sin querer, o queriendo,
de encuentros, pérdida y golpes vas recuperando.

Un día creí que había algo más allá de la muerte,
creí que había un dios que velaba,
que amaba, odiaba, castigaba y radiaba estrellas,
pero me topé con la verdad de vivir,
con la mortalidad y el dolor,
y me olvidé para siempre
de sus dioses, sus medias verdades,
sus perdones y manos impuestas,
la ceniza de sus mundos inventados
y dantescos paraísos.

Un día me dormí pensando que la vida era disfrute,
belleza y belleza,
pero desperté azorado
a la vista de los deberes,
las heridas sin sangre,
semanas de profundas presiones
y el tiempo a zarpazos marcado.

Un día me vi que siendo, era de otra manera,
más calma, más difusa,
menos ordenada y sumisa,
entonces cambiaron las lunas,
se alzaron el sudor, el dinero y la sangre,
y volví a cerrar los ojos en el crepitar de los dientes,
a seguir con mi mazo,
a seguir con mi mazo dando.

Un día no quiero ni levantar los ojos,
que todo quede en tinieblas,
y en lo que hay fuera
no lleguen ni a hacerse los mundos,
ninguno:
la eternidad es eso que pasa cuando cierras los ojos;
que todo sea del líquido colorímetro
en la oscuridad cerrada,
puro sueño, puro caos,
puro volver a creer
que en la vida no había vallas,
que en la vida, sin asfalto,
todo eran valles,
todo eran montañas.


Also published on Medium.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *