Muerte y nada más

por Con Tongoy

Soliloquio encontrado en las simas
pobladas de las masas informes
de la realidad asesina.
Honduras derramadas sobre
el légamo de un recuerdo
demasiado irreal, hoy sufrido.
Vertientes emponzoñadas,
mentiras de la humanidad
que nos agosta en sus rodelas.
Muerte por doquier
y a nuestra boca el excremento
acude desde las manos cercanas.
Perros rabiosos somos,
enfermos infecciosos de mierda,
hombres degradados al dinero,
refocilados en el estiércol
que el orgullo, el egoísmo,
las almas perdidas, el dolor,
la sinrazón de los dioses
y el miedo, todo el miedo
que acumulamos y obedecemos,
han hecho de la tierra, aire y agua.
Ya no quedan remansos
en los que flotar tranquilos,
los ha quemado el cemento,
los han engullido sus naves
negras de la razón esclava,
el sinsentido de la esencia arrebatada.

Sólo hay muerte entre los hombres,
muerte y nada más.

Sigue leyendo

Deja un comentario