Muchos

por Somnoliento

Me habito en la ancha multiplicidad
de estados que de mí al día renacen;
otoños embalsamados en sales
de angustias, ahítas de inmensidad.

Me llevo en torrenteras de augural
sentimiento, evitando que me rocen
las negras ruinas que antes sostuvieren
sillares rancios de antigua moral.

Busco en el tiempo dirigir los vientos,
hacer de las tormentas enquistadas
céfiros que armónicamente mueran.

Ansío no hacer de mí uno más ciento,
desaguar las violencias sublimadas,
ser yo, por serlo, aunque muertes me duelan.

Sigue leyendo

Deja un comentario