Raro y loco

por Somnoliento

Suricato por tus cumbres,
en tus propileos quiero morar.
Vivir del remanente de tus lenguas
abrazando tus ríos de promisión.
Escaldar mis cubiertas
en lágrimas de sardónice,
cuidar de mis trasuntos finales
con manojos del asfódelo machacado,
radiante de tus fosas.
Holoturia brillante a tus ojos,
reptar lento de tus mieles
y chupar hasta reventar
rodando por tus pieles.
Extraño enloquezco a tu roce rojo,
de azul quiero tornarte pies y manos,
andarte rosa en esas tus aúlicas entrañas;
pudibundez extrañada y extraña,
parada y rancia, muerta.

Sigue leyendo

Deja un comentario