Como un niño

por Somnoliento

Como un niño asomado al balcón
de la infantil indolencia,
mira con ojos de dolor
y sufre en la visión
del mundo cubierto de hielo.

Es el hielo que asuela el corazón,
el niño no existe
aunque busque entre la nieve
recuperar la presencia
satisfecha del largo sentirse firme.

Las miradas cruzan la calle,
ni de los amigos brilla
en sus ojos ya la antigua llama,
las ganas de quererse
por ser amigos, ser personas.

Busca el cariño, la calidez
de una sensibilidad compartida,
pero sólo encuentra el hielo,
mezclada con el polvo del cemento
que encofra la natural ternura.

Y en las emociones proscritas,
pecado del débil,
desenrolla la seca madeja
del dinero y la razón por defecto,
levantando de sus paisanos la rabia.

Mira, como niño, y choca con los juicios,
y los jueces, de inflamado orgullo…

Como un niño, mira a la calle y sólo ve el hielo,
sólo el brillo glacial del agua espejada…

Sigue leyendo

Deja un comentario