Cogido al mar
de tus negras fronteras,
vedado el sur
en la humedad primera
me conformo y me escondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *