Nunca del todo

por Somnoliento

En aviones me las paso
olvidándome de ti,
nunca del todo,
nunca del todo,
nunca te he olvidado del todo,
es un mecanismo de defensa
valioso, sólo me desprendo
de la perla superficial
de tu último contacto
y me concentro
en no sufrir el cortante
requiebro de tu aliento;
resto fino y precioso,
casi transparente,
que del tiempo de tus mares
se desprende cercano.
Es punzante tu latido
al difuminarse con la tierra,
al fondo de todo,
al fondo de todo,
nunca te olvido del todo,
yo sólo me defiendo
de la nada opulenta
que impone la distancia,
me revuelvo para no abrasarme
otra vez, en mi aquiescencia,
en la última, laboriosa necesidad
de no ser más viajante,
de no sernos labradores
de los besos que no llegan.
Gota a gota caen tus miradas,
pesadas, persistentes,
sabrosas y brillantes
a la vista desde el cielo;
y la piel dorada
en su grumoso resbalar
se deshace del susurro fresco,
de la palabra dicha
a los labios,
de cerca,
la palabra libre
del miedo a la distancia;
nunca del todo,
nunca del todo.

Sigue leyendo

Deja un comentario