Preso de tactos
en lo alto de tus ojos,
tu fortaleza
aún registra ardiendo
el agua contenida.

 

Imagen por: damnedcat51

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *