Estar sin ti

por Somnoliento

Estar sin ti, y subvertírseme todo,
hasta el tañer lejano que concita
la esperanza insensible de futuros
que recios, se anduvieron de rodillas.

Verse desbordado por la vigilia,
siempre temprana, vacía por sola,
sombría de los otoños decursos,
sin freno, que en el alma se abarrotan.

Recurrir a la noche, oliendo olvidos,
y en el fondo tenue del no encontrarse,
el sabor a cal de la soledad,
de puntillas, sonriendo en su crecerse.

Estar sin ti, y hacer todo un excurso
de las vidas pasadas a remojo,
sonámbulas en la áspera distancia…
La tuya y la mía, de puro arrojo.

1Arrojo de no verse! Piramiento
crecido en lo natural de quererse;
¡Arrojo de encontrarse! De uno a otro,
en la penuria de siempre saberse…

La tuya y la mía, aunque tú te vueles,
aupada en recursos de lo visible;
aquí, bien clavado en la tierra, espero,
y en mis manos pasas como sensible.

Estar sin ti, pero estar sin estarlo.
Saber de ti, y en cada largo trueno.
Beber de ti, y que se prenda el recuerdo.
Dormir sin ti, y al soñar, deshacerlo.

Despedirte, pero cada vez menos.

Sigue leyendo

Deja un comentario