5 de la mañana

por Somnoliento

Ni los pájaros cantaban,
ni el día parecía querer encontrarse despierto,
sobrio de nuevo,
sólo yo,
y el dolor de la noche al borde del llanto…

Sigue leyendo

Deja un comentario