Poesía, Tankas

Sedientos

Quiero que nos
empapemos de sal,
que nos bebamos
como perros sedientos
la cal de la piel líquida.

Quiero que nos
pintemos con el blanco
amargo dulce
de la última tensión
antes de dejarse ir.

Quiero que nos
traguemos hasta la última
gota de cera,
que ninguno sepamos
a quién saben estos labios.

 

Imagen por: lilysea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *