Homogeneidad artificial

por M.Bardulia
Poesía en Bardulias: Homogeneidad Artificial

Ya han llegado los heraldos del tiempo
cabalgando en sus mentes milagrosas
a completar nuestras vidas grumosas
con la pulpa grandiosa de su genio.
¡Cantemos alabanzas a su sueño!
Al mundo han decidido rescatar
de su impráctica, vaga humanidad,
no buscan la gloria ni la riqueza,
su humildad va pareja a su grandeza,
solo sus mentes nos pueden salvar.

Ya vuelven los jinetes de la mentira
vestidos de adalides del futuro
tomando en sus manos sueños y mundo,
sonriendo en su canallada altruista.
Mudos en sus promesas retorcidas
nos hacen creer que todo será
tan bello como lo quieren pintar,
que han venido del futuro a salvarnos,
que nos sobran del corazón espasmos;
que con su dinero nos salvarán.

Todo será posible, hasta soñar
cuando sus máquinas humanas canten,
cuando sus artificios nos liberen
de la carga de tener que pensar,
de esta humanista manía de amar;
y todo será por el bien de todos,
que todos ganarán millones, ellos,
¿a quién le importa seguir siendo humano?
¿quién va a querer seguir imaginando;
creando, soñando, si otros lo harán?

¡Abrazad la máquina que es progreso!
¡Dejadnos deciros cómo vivir,
cómo pintar, decir, hablar, sentir!
Fiadlo todo a nosotros, que del seso,
de lo que es no querer ni ver el beso
sabemos mucho; también de la muerte,
de la pérdida absoluta de la suerte
de pretender seguir siendo personas,
erráticas humanas imperfectas ,
a las que no retuerce su humanidad.

Ya están los bocazas de las iás
en su peligroso ronronear,
vendiéndonos milongas y milagros,
falsas visiones de obtusos futuros,
buscando lo de siempre: ganar más;
ganar más poder, más rabia y dinero,
ganar más fieles que paguen su culto,
ganarse las mentes de un sueño en bulto,
arrasando con el bien del silencio,
con todo lo que fue precioso y bello.

¿Quién os necesita, inhumanos?
¿Quién quiere más velocidad?
¿Quién necesita no pararse,
no detenerse a contemplar,
no querer revolverse el tiempo
en la simple necesidad
de hacer por hacer,
crear por crear,
vivir y ser por el mero hecho de amar?

¿Quién necesita tanta mediocridad?
¿Quién vuestras vacías inteligencias?
¿Por qué hemos de tragarnos vuestra
maldita, estúpida homogeneidad,
vuestra necesidad por encajar?










Sigue leyendo

Deja un comentario