Es por verte

por Somnoliento

Vuelvo a verte del color de tus hebras
que son del verde y del garzo, sublimes
constelaciones de preciosos gases
fluctuando en el mar de las luces solas.

Vuelvo a verte en las extremas cubiertas
de tus ocultos, deliciosos mimbres,
final del camino, inicio de fiebres;
te veo a mordiscos de suaves bocas.

Y es por el ver de tus sombras el fondo
que yo me olvido absorbiendo el aroma
de tus pastos: su forma y su  capricho;

es por saberme subido a tus lomas
que yo me dejo llevar hasta el cabo
de mis pasiones, donde tú las tomas.

Sigue leyendo

Deja un comentario