Comenzando de nuevo

por Somnoliento

Hay miles de estrellas
que sólo veo en tus ojos bravos,
miles de cuencas de luz,
pasillos de cometas del blanco al rosa
que alumbran el espacio casi vacío
entre tu sueño y mi vigilia.
Hay millones de mundos
que brotaban de tus brillantes labios,
en surtidor, como una palmera,
demostraciones en la multiplicidad
del sentimiento profundo recobrado.
Hay incontables vidas viviendo
en las cascadas de tu pelo,
cayendo sobre mí,
despeñando aromas sin miedo,
sabores, esencia antigua
del crujir antes del beso.
Habrá inabarcables universos
fluyendo de ti,
de brana en brana,
chocando entre ellas,
y yo en medio,
explotando,
comenzando de nuevo.

Sigue leyendo

Deja un comentario