Y en la cabeza loca
rebotando la notas
de cosas que no son
tan difíciles como
creo, como creemos,
como nos han escrito.

De un lado al otro filo
de los dientes que crujen
tus misterios, milímetros
rubios como la fuente
en la cima inflamada
de tus lenguas revueltas,
en la pasión escrita,
prensil, bamboleante,
desde un camino al otro,
desde otra vida, puede,
más tarde, nunca, puede,
mañana entre las dulces
paredes de tu no
saber, tu no querer,
tu rebelarte siempre
a definir quién eres.

 

Imagen por: citrusfrukt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *