Libres, Poesía

Ven, baja

Ven, que estoy aquí abajo,
anda,
ven, que te vea otra vez,
baja,
no te hagas la remolona,
¿dónde estás,
qué haces,
cuánto y cuándo,
cómo, que no bajas?

Anda, ven, yo te espero
en la esquina encrucijada,
ensortijada, aherrojada,
envuelta en la misma
preciosa espera,
baja, ven,
anda,
ya,
déjame que nos veamos,
más,
una vez más,
más,
aunque sea
a oscuras,
sin secretos,
o irrompibles
entre la helada,
junto a la sauna,
me da igual,
baja que paseemos,
que nos demos la mano,
que se abra
de nuevo
una grieta en el miedo
y todo gire,
y nada cambie.

 

Imagen por: ohluckygo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *